Mom combat: reconociendo a los ladrones del tiempo

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Con la llegada de coronavirus me he dado cuenta de muchas cosas, entre ellas la gestión del tiempo ante cada uno de los roles. Quiero compartir con ustedes algunos de esos saboteadores que muchas veces hacen que no culminemos nuestras actividades e incluso objetivos. Parece que somos dueños de nuestro tiempo, hasta que llega un ladrón y nos lo roba. Que es capaz de dejarnos tristes por no haber cumplido la planificación de la semana.

Las interrupciones 

Son parte de nuestro día a día y cuando tenemos niños se nota más la demanda que exigen nuestros hijos. «Mamá, comer», «mamá, pipí», «mamá, cama»… «mamá, mamá» y forma parte de nuestra rutina. Muchas veces se nos hace complicado trabajar o hacer cualquier actividad del hogar. No siempre podremos ser predecibles con estas interrupciones, pero podríamos considerar cuáles son las más frecuentes y gestionarlas. ¿De qué manera?

  • Levántate temprano. Mientras el resto duerme tu puedes aprovechar esos bloques de tiempo para hacer tus actividades.
  • Haz una lista de esas interrupciones frecuentes y busca estrategias para combatirlas.
  • Comunica tus rutinas. Eso ayudará a que los demás puedan saber que estás ocupada.
  • Ten tus auriculares como arma disuasoria.

 

La queja

Yo le llamo el ladrón del tiempo invisible. No se trata de no quejarnos, sino de no quedarnos en ese bucle, que realmente nos roba el tiempo y la energía. Saber que hay cosas que podemos controlar y otras que no. Vamos a ocuparnos más por las que nosotras podemos manejar.

  • No tengo tiempo para. Pregúntate realmente cómo es tu gestión diaria y se de verdad es falta de tiempo o de organización.

 

Falta de organización

Muchas veces nos cuesta mucho organizarnos y teniendo niños debemos procurar serlo, porque en la fase de crianza es necesario enseñar rutinas a nuestros pequeños. Desde la higiene, alimentación, etc. La improvisación siempre trae sus consecuencias y es que si no tenemos una planificación de las actividades que hacemos, entramos en el círculo del caos. Lo ideal es planificar cada domingo nuestra semana y aunque existirán imprevistos, porque nada es perfecto, podemos orientarnos e incluso motivarnos al tener muy claro cada cosa que haremos.

Yo siempre me planteo estas preguntas que son básicas:

  • ¿Qué tengo que hacer?
  • ¿Qué hay detrás de esa tarea?
  • ¿Qué conseguiré completándola?
  • ¿Qué exige de mi?

 

Redes sociales, correo e internet

Es muy fácil engancharse a las redes, a pasar al menos una hora mirándonos el correo, ofertas, etc. Puede que allí se vaya un tiempo importante. No digo que no se pueda una tirar al sofá después de un día agotador en el que tele trabajamos, duchamos al pequeño, organizamos, cocinamos, limpiamos baños, etc.. etc. pero, si comienzas tu mañana con esta rutina, acabarás el día diciendo que no te dio tiempo hacer equis cosa. Y ya conoces la razón.

¿Qué podemos hacer?

  • Establecer tiempos para el entretenimiento en las redes sociales. Ya es cuestión de cada quién cuánto tiempo dedicar.
  • Sincérate. ¿Hay apps que te tienen enganchadísima? ¿las eliminarías?
  • Recuerda que las redes sociales están a tu servicio, no al contrario.

Todos podemos tener nuestras rachas emocionales en los que hayan días donde no deseemos mover un dedo. Claro que sí, es de madres y mortales, pero no lo hagas un hábito.

Ojito con estos ladrones.

 

A ti, que me lees: gracias.

Quiérete Mami

A través de este blog, busco compaginar la pasión de escribir y compartir información relevante para madres primerizas, abordando temas sobre: Maternidad, Crianza, Alimentación, Belleza, Emprendimiento

Notas Recientes

Secciones

Scroll Up