Si de pasiones se trata…

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Seguimos en fase de confinamiento y parece que se están agotando las ideas para entretener a los pequeños, funcionar con la misma energía de la primera semana y afrontando todos estos cambios. Inundándonos de mensajes cargados de positivismo, rutinas de ejercicio cada día, platos saludables y ¿por dentro? ¿cómo estamos?.

No podría decirte de qué manera puedes «conectar» contigo mismo ahora. De pronto meditar, hacer yoga o invitarte a hacer alguna actividad que te relaje y te haga sentir tranquilo, pero la verdad es que cada uno de nosotros es diferente y no a todos nos funciona lo mismo. Tendríamos que probar.

Lo cierto es, que en este nuevo desafío que nos ha puesto la vida, más que hacer una introspección profunda, pienso que podemos comenzar a revisar nuestras motivaciones y pasiones. ¿Qué es eso que me mueve? ¿cómo lo incorporo a mis hábitos?.

A veces recordamos con nostalgia algo que nos gustaba y hablamos de ello como si hubiese quedado completamente sepultado, cuando la verdad es que somos nosotros quienes muchas veces tomamos decisiones drásticas que mutilan nuestras pasiones. ¿Y cómo? con pretextos y justificando que «como nos ha cambiado la vida», ya no hay tiempo para eso que me apasiona. ¡Error!

Pero… ¿Qué son las pasiones?
Es eso que te hace único y que tiene una relación muy estrecha con tus valores, tus talentos naturales y eso que es tu esencia.

En lo personal, durante esta cuarentena, después de casi dos años y dos discos, he retomado la música y he asimilado que no puedo vivir sin ella. He creado cosas otra vez, sin expectativa alguna, disfrutando el momento y de tocando otra vez los instrumentos. Quizás mis sentimientos hacia la música hayan madurado más y eso es un factor que me motiva también.

Es posible que el tiempo, los cambios en nuestro núcleo familiar, hayan sido un factor importante para dejar eso que te hacía sentir pleno, feliz y distinto. Que de pronto tus motivaciones son otras, pero solo quiero invitarte a que forjes un profundo respeto por tus pasiones e ideas, porque puede que te guíen en el camino, sean tu combustible para inspirarte y estén ahí esperando por ti.

Te comparto unas recomendaciones sencillas, que en lo personal me han funcionado:

  • Atrévete a probar cosas nuevas.
  • Piensa en eso que te mueve. Las pasiones no se encuentran porque alguien te diga que eres bueno en algo, sino en tus emociones.
  • Identifica esas emociones que te hacen sentir vivo y feliz.
  • Está al pendiente de qué reacciones o situaciones te provocan sensaciones de felicidad. Hasta en las más mínimas.

Te aseguro, que solo dentro de ti, tienes las respuestas.

 

Quiérete Mami

A través de este blog, busco compaginar la pasión de escribir y compartir información relevante para madres primerizas, abordando temas sobre: Maternidad, Crianza, Alimentación, Belleza, Emprendimiento

Notas Recientes

Secciones

Scroll Up